top of page

5 consejos para mantener a un perro hidratado y fresco durante las temporadas de calor




Consejo #1 - Agua Fresca Siempre Disponible


Asegúrate de que tu perro tenga acceso constante a agua fresca y limpia. Lleva contigo una botella de agua cuando salgas de paseo y coloca varios recipientes de agua en diferentes áreas de la casa.


Consejo #2 - Paseos en Horarios Frescos


Evita sacar a pasear a tu perro durante las horas más calurosas del día. Opta por salir temprano en la mañana o tarde en la noche cuando las temperaturas son más frescas. El pavimento caliente puede quemar las almohadillas de sus patas, así que verifica la temperatura del suelo antes de caminar.


Consejo #3 - Zonas de Sombra


Proporciona zonas de sombra en tu jardín o patio para que tu perro pueda descansar cómodamente sin estar expuesto directamente al sol. Un área con una sombrilla, un toldo o árboles es ideal.


Consejo #4 - Helados y Snacks Refrescantes


Prepara snacks caseros congelados o incluso un helado especial para perros. Puedes utilizar ingredientes seguros como frutas y yogur. Estos aperitivos no solo son deliciosos, sino que también ayudan a mantener a tu perro fresco.


Consejo #5 - Baños Refrescantes


Ofrece a tu perro baños refrescantes en días especialmente calurosos. Utiliza agua fresca y, si es posible, coloca una pequeña piscina para perros en el patio donde pueda remojarse y jugar.


¡Disfruten juntos de un verano seguro y divertido!

¿Y tu que haces para esos días de mucho calor?


8 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page